Remedios naturales para la artrosisLa artrosis deforma las articulaciones, siendo una enfermedad crónica. La superficie de contacto entre los huesos está recubierta por una especie de almohadilla llamada cartílago. Con el paso de los años este cartílago va perdiendo grosor y, en los casos más graves, puede llegar casi a desaparecer. La falta de cojín entre las articulaciones provoca dolores e inflamaciones en las mismas. Una de las artrosis más usuales es la de las vértebras cervicales, que impide mover la cabeza con facilidad y puede provocar mareos. Menos común, pero más grave, es la artrosis de cadera, que produce un dolor extendido en la articulación que puede llegar a impedir andar. Te presentamos algunos remedios naturales que puedes probar en casa:

· Ortiga verde

Para aliviar las molestias provocadas por la artrosis, la cocción de ortiga verde es un buen remedio. Necesitarás 1/2 litro de agua, el zumo de medio limón, 3 cucharadas de ortiga verde y un diente de ajo. Hierve la ortiga en el agua a fuego lento durante tres minutos y, a continuación, deja reposar durante dos horas. Filtra y añade el diente de ajo bien picado y el zumo de limón. Envasa la cocción sin colar, y conserva en la nevera.
Puedes tomar medio vaso en ayunas, durante un período de 20 días seguidos a comienzos de la primavera, y durante otros veinte días consecutivos al principio de otoño.

· Trigo sarraceno

El trigo sarraceno, tambien conocido por alforfón, es originario de países muy fríos. Contiene una sustancia que favorece la circulación. Por ello, es adecuado para tratar las hemorroides y las varices. Este tipo de trigo se utiliza además, para las curas de artrosis en prestigiosos hospitales rusos. Es más, el trigo es muy beneficioso para los hipertensos. Puedes apoyar las vértebras cervicales sobre una almohada rellena de trigo sarraceno para ayudarte a descansar mejor.

· Ejercicios para la prevención de la artrosis

Si padeces artrosis de cadera, puedes probar estos ejercicios, tras los cuales deberás incorporarte y soltar y estirar cada una de las dos piernas:

1. Flexionar cada día dos o tres veces las piernas al máximo, sin levantar los talones del suelo. Las personas mayores pueden sujetarse con las manos. Cuando se realice este ejercicio con facilidad, pasar al siguiente.

2. Caminar en cuclillas durante un minuto con las piernas totalmente flexionadas.

3. Partiendo de la flexión total de caderas, rodillas y tobillo, dar saltos como la rana.

Es curiosa la creencia de que con la aparición de los inodoros, han aumentado el numero de personas que padecen artrosis de cadera. Esto se debe a que antes, las personas estaban acostumbradas a tomar la postura de agacharse para hacer las necesidades.

· Prevención de artrosis

Para prevenir la artrosis se recomienda la ingestión diaria de calcio en nuestra dieta. Para ello, se tomarán harinas integrales que sustituirán a las blancas, tres cucharaditas de sésamo al día, nueve comprimidos diarios de ortiga y siete granitos de mostaza sin masticar después de las comidas.