Remedios naturales para la afoniaLas afecciones de garganta y la afonía tienen remedios caseros para atenuar o combatir los sintomas. Las molestias típicas del resfriado son frecuentes en niños y adolescentes, también el humo del tabaco o la contaminación, o las personas que tienen que hablar durante largo tiempo hacen que nuestra garganta se resienta y se irrite. Para que una leve afección no llegue a una faringitis o la pérdida de la voz, te proponemos algunos remedios naturales para la afonia:

Cebolla y Zumo de limón

El malestar y el carraspeo de garganta propio de las afecciones pueden aliviarse con el macerado de cebolla y limón. Se trata de un remedio casero natural muy fácil de preparar.
Necesitarás: 1 cebolla roja, 1 limón
Corta la cebolla en pequeños trozos, mezcla con el zumo de limón en un bol y añade agua hasta que se cubra la cebolla y dejalo macerar toda la noche. Filtra y vierte el líquido en un vaso. Debes tomarlo con una pajita y muy despacio, para que esté cuanto más tiempo en contacto con la garganta y la acción antiinflamatoria y antibiótica haga su efecto.

Tomillo, limón y miel

De todos es conocida la acción expectorante del tomillo, por lo que se recomienda para curar afonías y otras afecciones de garganta. Una infusión de tomillo, limón y miel puede aliviar las irritaciones y las molestias leves de garganta.
Necesitarás: 1 cucharada de tomillo, zumo de medio limón, 1 cucharada de miel de romero y medio vaso de agua.
Haz una infusión con el agua y el tomillo, deja reposar diez minutos y cuela con un colador. Añade el zumo de limón y la miel de romero. Bebe el preparado de forma lenta con una pajita, y asegurate que el liquido toma contacto con la garganta.

Extracto de propóleo o aceite

Este es un remedio rápido para las afecciones de garganta y la afonia; ingestión a sorbos cortos de medio vaso de agua caliente con 7 gotas de extracto de propóleo o aceite.