Remedios caseros anginasRemedios naturales para las anginas

Popularmente llamamos anginas, a la inflamación de las amigdalas, que se ubican al final del paladar y son extremadamente sensibles a las infecciones, sobre todo en los niños. Lo más probable es que cuando empecemos a notar esta dolencia sea un simple enfriamiento, por lo que será imprescindible una buena prevención para evitar la dolencia. Si somos propensos a coger frío, debemos evitar exponernos a él, pero no solo al frío sino a los cambios de temperatura que se dan cuando estamos en un lugar cerrado y salimos al exterior. Las corrientes de aire también serán nuestras enemigas. Si llegamos tarde y los síntomas ya están presentes te proponemos algunos remedios caseros para las anginas.

Yogurt deshidratado

Se trata de una aplicación tópica en la que aparte del yogurt emplearemos un limón, miel, agua caliente y un trapo limpio. Dispón el yogurt en el centro del trapo y envuélvelo con él. Escurre el trapo para quitar todo el agua que contenga. Debes aplicar la pasta que ha quedado en el trapo directamente en el cuello manteniendo la aplicación al menos durante 20 minutos. Repite cada 3 horas.
Además, toma durante el día, agua caliente con zumo de limón y miel.

Gárgaras con limón

Un remedio casero y natural para aliviar el dolor de anginas y acelerar su curación es desinfectando la zona directamente. Para ello, mezclamos el zumo de 3 limones, 1 cucharadita rasa de bicarbonato y 3 cucharadas de agua en un vaso hasta que el bicarbonato se haya diluido.
Debes hacer 3 – 5 sesiones de gárgaras al día, tomando un sorbo, estirando el cuello hacia atrás y encogiendo el cuello de nuevo; haciendo las gárgaras con ganas para abrir y limpiar las placas de pus que pudieran estar pegadas en las amígdalas. Expulsar y repetir con otro sorbo hasta terminar la cantidad de líquido.

Presión en el antebrazo para prevenir las anginas

Se trata de un sencillo masaje en el antebrazo que nos ayudará a prevenir las anginas. Para realizarlo se necesita un poco de aceite y debe encontrarse un punto doloroso a dos dedos de la muñeca, siguiendo la línea del radio. Debe parecer que intentamos empujar un nódulo doloroso a través de un imaginario tubo a lo largo del antebrazo. Realizar el masaje 3 veces, en intervalos de 15 días una vez al año.