Plantas para adelgazarDescubre qué plantas medicinales necesitas para adelgazar

Los pilares básicos para adelgazar son unos correctos hábitos alimenticios y la actividad física. Además, siempre que sea necesario, podemos contar con la ayuda que nos ofrecen las plantas medicinales. Los preparados de plantas, además de mejorar los resultados de las dietas para adelgazar, permiten también que la pérdida de peso se mantenga a largo plazo.

Existen diferentes tipos de plantas medicinales cuyas propiedades son una inestimable ayuda para controlar el peso. Seguro que encuentras una a tu medida y ante la duda, consulta a tu especialista.

Plantas para adelgazar

El Ortosifón facilita las funciones de eliminación de líquidos del organismo, y la Camilina es coadyudante en dietas de control de peso, al favorecer la eliminación de líquidos del organismo y limitar la absorción de grasas y azúcares.

Las plantas saciantes controlan el apetito, que es fundamental para controlar el peso. Para ello, las plantas con efecto fibra ofrecen una gran ayuda. Las fibras, especialmente las solubles, además de procurar una sensación de saciedad cuando se combinan con el agua, también disminuyen la absorción de azúcares y grasas a través del intestino y controlan la secreción de insulina (la hormona que se encarga de la degradación de la glucosa). Tampoco podemos olvidar que la presencia de fibras vegetales mejora el tránsito intestinal que con frecuencia suele alterarse durante las dietas de control de peso.

El glucomanano es una fibra soluble que se utiliza como alimento tradicional en Japón desde el siglo IX. Su capacidad para absorber agua, que le permite aumentar hasta 100 veces de tamaño, hace que el glucomanano se hinche hasta convertirse en un gel muy espeso que produce una interesante sensación de saciedad. Para que sea efectivo, es importante tomarlo aproximadamente media hora antes de las comidas y acompañarlo de mucha agua.

El fucus es otra interesante opción para controlar el apetito, que además nos aporta vitaminas, sales minerales y oligoelementos. Es coadyudante en dietas de control de peso por su contenido en mucílagos, que ayudan a disminuir el apetito.

Las plantas lipolíticas nos ayudan a eliminar la grasa, pues es una tarea muy lenta y laboriosa; es por ello que a este tipo de plantas se les conoce como ‘quema grasas‘.

El té verde o camilina posee propiedades estimulantes, diuréticas y lipolíticas, lo que la convierten en una alternativa a tener en cuenta en las dietas para adelgazar. Por una parte estimula la actividad termogénica, es decir, que ayuda a que quememos más calorías y por otra, disminuye la asimilación de los glúcidos y los lípidos, limitando así la absorción de calorías por el organismo.

Otra planta que ayuda a quemar grasas es el guaraná, especialmente recomendado cuando se siguen regímenes hipocalóricos muy estrictos que dejan una importante sensación de cansancio. En esos casos, el guaraná, gracias a su efecto ‘quema grasa’, será la energía extra que necesitas. El guaraná es un arbusto trepador. Desde antiguo se han elaborado bebidas estimulantes. Los estudios químicos de sus componentes revelan una gran riqueza en cafeína, a la que se debe su acción estimulante del sistema nervioso central. Está indicada para la fatiga, astenia y convalecencia.

Las plantas diuréticas nos ayudan en casos de retención de líquidos, que es uno de los problemas que se hacen visibles con mayor rapidez. Su origen puede ser muy variado: una mala alimentación con un exceso de sal, falta de ejercicio, cambios hormonales (menstruación, menopausia,…) la ingesta de determinados medicamentos… Para solucionar problemas de este tipo, puedes optar por tres plantas medicinales en función de tus necesidades: ortosifón, vellosilla o pilosela.

El Ortosifón es una planta diurética y depurativa que actúa en el organismo sin alterar la tensión arterial, es decir, que se recomienda especialmente cuando se tiene una tensión arterial equilibrada.

Si el problema es la hipertensión, es mejor recurrir a la vellosilla o polisela, la mejor opción drenante para ayudar al organismo a eliminar tanto el agua como la sal que nos sobra.

En ocasiones, la retención de líquidos está ligada a un problema muy común entre las mujeres: la celulitis. En este caso, las propiedades diuréticas y antinflamatorias de la reina de los prados serán tu mejor aliada. Para casos de celulitis dolorosa, la reina de los prados posee unas propiedades drenantes y antinflamatorias que serán sin duda de gran ayuda.

El ananás contiene grandes cantidades de bromelaína, un activo natural muy eficaz contra la celulitis. Esta enzima destruye los puentes de unión entre las proteínas y separa el tejido celulítico, favoreciendo así la desinfiltración, la movilización y la eliminación de los depósitos de grasa. El resultado es una piel más lisa.

Por último, no hay que olvidarse de la actividad física; cuando se habla de actividad física no siempre es sinónimo de ejercicio físico con gran esfuerzo. Caminar diariamente puede ser tan sencillo como eficaz. Pero además, hay otras actividades físicas que podemos realizar sin tener que sudar la gota gorda, como es ir a la compra andando con el carrito, bajarnos del autobús una parada antes de la nuestra y seguir caminando, utilizar las escaleras en lugar del ascensor tanto en casa como en el metro o en el tren. Lo fundamental es realizar una actividad física regular para conseguir una pérdida de peso más rápida pero, sobre todo, que pueda mantenerse a largo plazo.