Depurar el organismo

Es muy importante tomar conciencia de la desintoxicación del organismo, puesto que para mantener un equilibrio funcional necesitamos eliminar toxinas. A nuestro cuerpo le impera sanearse periódicamente y prescindir de las sustancias nocivas que introducimos en él, pues son perjudiciales para nuestra salud. El consejo siempre será una alimentación rica en verduras y frutas, una correcta hidratación y determinadas plantas medicinales que ayudan a una depuración efectiva y anima a los órganos encargados de la eliminación de toxinas.

Pero no sólo debemos depurar el organismo cuando vayamos a seguir una dieta de adelgazamiento, sino que también debemos realizarla cada cierto tiempo para eliminar a mayor cantidad de toxinas que vamos acumulando en nuestro cuerpo. El objetivo, por tanto, será limpiar todas aquellas sustancias nocivas para nuestro organismo.

La depuración del organismo nos permite disminuir las sustancias toxicas que vamos ingeriendo con el paso del tiempo o por el consumo habitual de una alimentación no adecuada, consumo de tabaco, contaminación ambiental, etc. Además, una dieta depurativa nos permitirá estimular los órganos encargados de eliminar las toxinas del cuerpo, como son el hígado, riñones, piel o intestino. Si estos órganos trabajan con normalidad y el volumen de desechos no supera su capacidad para procesarlo, el organismo se mantiene limpio y las células se mantendrán con un buen funcionamiento; pero si el cuerpo se carga poco a poco de toxinas se irá degradando.

La acumulación de toxinas tiene los siguientes síntomas; fatiga, digestiones pesadas, pérdida de apetito, dificultad para conciliar el sueño, astenia, y otros síntomas de falta de energía.

Beneficios de la depuración

Dieta depurativa· Permite que descansen los órganos que se encargan de eliminar las sustancias nocivas como el hígado o los riñones.
· Mejora el aspecto de la piel
· Favorece la pérdida de peso y mentalmente te facilita la adquisición de hábitos alimenticios saludables
· Promueve la movilización óptima de energía.
· Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos
· Regula los niveles de azúcar en sangre
· Mejora los movimientos intestinales, por lo que combate el estreñimiento.
· Facilita el control de la presión arterial

Para realizar una dieta depurativa no es necesario hacer un ayuno estricto, podemos elegir la primavera por ser la estación en la que se encuentran mayor variedad de frutas y hortalizas en el mercado. Emplearemos zumos naturales de frutas y hortalizas preferiblemente crudas, evitaremos los lácteos, evitaremos las carnes rojas, vísceras, productos refinados como el pan blanco, conservas, azúcar, grasas saturadas o hidrogenadas, alcohol, tabaco y café.

Plantas depurativas

Podemos echar mano de las plantas para depurar el organismo, pues nos ayudarán a activar y favorecer los órganos encargados de eliminar toxinas. Se trata de una sana alternativa para depurar nuestro cuerpo.

· Plantas depurativas hepáticas: ayudan al hígado a eliminar las toxinas del organismo además de protegerlo y estimular su función. Algunas son; Alcachofa, cardo mariano, rábano negro, diente de león y boldo.

· Plantas diuréticas: facilitan la eliminación de residuos tóxicos, ya que estimulan la función de los riñones. Entre las más significativas están la cola de caballo, el abedul, zarzaparrilla, grama, estigmas de maíz, bardana, ortosifón, lepidio u ortiga verde.

· Plantas que estimulan la circulación linfática. El sistema linfático es el encargado del drenaje del cuerpo y el transporte de líquidos entre otras moléculas, y que además forma parte del sistema inmunitario. Son plantas estimulantes del sistema linfático la albura de tilo y las algas.

· Plantas laxantes. Contribuyen a limpiar el intestino. Existen varios tipos, están los laxantes mecánicos, como son las semillas de lino, salvado de trigo o de avena, que aumentan el volumen de las heces y favorecen su evacuación. Pero además están los laxantes irritantes o estimulantes, como es el sen, la cáscara sagrada o frángula que estimulan las terminaciones nerviosas del intestino y producen el efecto acompañadas en ocasiones por malestar abdominal. Estas últimas es mejor no abusar, puesto que el organismo se acostumbra.

· Plantas sudoríficas. A través del sudor también se eliminan sustancias de desecho, y las plantas que nos ayudan son bardna, el sauco, el tilo y la borraja.