Adelgazar con alcachofaTodo un clásico, la dieta de la alcachofa es conocida desde hace mucho tiempo y muy útil en los regímenes de control de peso. La alcachofa es originaria del Mediterráneo, se cree que en Sicilia o Egipto, incluso se ubica en Las islas Canarias, encontrándose habitualmente en los platos de griegos y romanos y considerada alimento de lujo.

La parte que se consume de la alcachofa es la flor, pero sin embargo, son las hojas la parte mas interesante para dietas de adelgazamiento, pues es en estos órganos donde se encuentra la mayor concentración de sustancias activas.

Aporte nutricional de la alcachofa

Calorías 40 kcal
Glúcidos 7.6 g
Proteínas 2.7 g
Lípidos 0.1 g
Agua 85 g
Fibras 2 g
Potasio 350 mg
Fósforo 90 mg
Calcio 50 mg
Magnesio 26 mg
Hierro 1 mg
Vitamina C 8 mg
Vitamina B1 0.14 mg
Vitamina B6 0.07 mg

Dieta depurativa a base de alcachofa

La razón por la cual la alcachofa es una gran aliada en las dietas de control de peso, es por sus propiedades diuréticas y ligeramente laxantes. A continuación, te proponemos un plan de seguimiento para la incorporación de sumplemento de alcachofa en tu dieta:

Los 10 primeros días: Tomar todas las mañanas una ampolla de té verde y otra de alcachofa durante los diez primeros días. Ambas en forma líquida

Los 20 primeros días: Tomar dos cápsulas de alcachofa y dos de camilina en cada comida durante los veinte días siguientes.

Propiedades de la alcachofa

· Diurética
· Depurativa
· Hepatoprotectora
· Digestiva y aperitiva
· Ligeramente laxante
· Estimula la secreción biliar
· Ayuda a reducir el colesterol